viernes, 15 de mayo de 2009

Poesía Clásica China

EN LAS MONTAÑAS, A UN AMOR PERDIDO
No advertí tu leve paso
en las aguas arrugadas de mis sueños,
el amanecer azul del rio
mezcló tus pies transparentes
con las hojas doradas del otoño.
¿Me habrías amado ciegamente?
¿Habrías lavado tus cabellos
en el vino oscuro de mis labios?
Ya sólo te puedo ofrecer el viento de mi amor
y la blanca canción de mis huesos helados.

Wang Bai-Yi (681-752)
(Traducción: L. Tamaral)

ESPERANDO EL AMANECER
Si la luz se deshiciera entre tus dedos
como el amor,
mis sombras se harían grandes y azules
como la muerte,
y la luna seguiría brillando
en la trémula soledad
de mi jardín.

Wang Bai-Yi (681-752)
(Traducción: L. Tamaral)

NOCHE EN LAS MONTAÑAS
Quieto como un pozo
veo navegar las estrellas.
Al llegar las cigüeñas
siento el frío en las venas.
Hoy tampoco estarás conmigo.

Wang Bai-Yi (681-752)
(Traducción: L. Tamaral)

EN LA MONTAÑA HUANGSHAN
Llevo varios años
viviendo en la montaña Huangshan.
Ningún amanecer
ni puesta de sol
podrá ocupar el lugar de la luz
o el recuerdo
de tu imagen.

Wang Bai-Yi (681-752)
(Traducción: L. Tamaral)